5 Consejos Para Traducir un Libro

¿Sabías que el 30 de septiembre se celebra el Día Internacional del Traductor?

Este día se conmemora a San Jerónimo, el traductor de la Biblia, a quien se lo considera el santo patrono de los traductores. ¿Puedes imaginarte las dificultades que tuvo para traducir la Biblia de hebreo a latín sin las herramientas que tenemos actualmente?

Afortunadamente, la tecnología hizo que la traducción de los contenidos, ya sean libros, textos literarios, novelas, etc., sea menos complicada. Sin embargo, hay muchas cuestiones que pueden hacer que la traducción de un libro no sea una experiencia mágica. Es por eso que armamos una lista con consejos que te serán de utilidad para la traducción de un libro.

Empecemos:

  1. El equipo, ¿es el adecuado para el contenido? Pídeles ejemplos de trabajos anteriores que sean similares, preferentemente más de uno y que también te entreguen algunas pruebas de traducción hechas por distintos traductores. Probablemente, la traducción de una parte de la introducción sea suficiente para determinar tus preferencias en cuanto al tono y estilo de escritura.
  2. Terminología. ¿Cómo solucionarán el problema de la terminología? ¿Están familiarizados con el uso de glosarios y guías de estilo? ¿Pueden armar una estrategia que incluya al autor en la aprobación de las palabras clave? Armar un glosario con el 2 % de los términos más comunes y revisarlos con tu equipo de control de calidad y el autor, hará que tengas una base terminológica aprobada y que el autor participe en la selección.
  3. Entregas parciales. Una buena idea para evitar inconvenientes en los que el cliente o el autor requieren modificaciones en todo el libro, es realizar entregas parciales al cliente para poder ir haciendo las modificaciones a medida que surjan.
  4. ¿Tienes alguna duda? ¡Pregunta! Es preferible preguntar acerca de los términos o significados en lugar de asumirlos, especialmente porque los lectores también los interpretan de otra forma. Queremos asegurarnos de que la traducción siga la interpretación que el autor tuvo del párrafo, oración o término y no la nuestra.
  5. El control de calidad lo hacemos nosotros y se realiza una vez que el autor aprobó la traducción. Esto es porque es muy probable que el autor o el cliente cometan errores o dupliquen palabras al insertar cambios.

Seguir estos consejos no solo te ayudará a tener una traducción de alta calidad, sino que también hará que la traducción se alinee con el contenido original y tanto el autor como los editores y el cliente estarán de acuerdo con el proyecto.

Translating a Book

 

 

 

 

 

 

 

 

Categorías:

No encontrado

Disculpas, pero no hemos encontrado resultados para el fichero solicitado. Por favor, use la búsqueda para encontrar una entrada relacionada.